Al-Qaeda apunta a Cataluña

E-noticies:

Un comunicado firmado por ‘Africamuslima’, afín al grupo Al Qaeda en el Magreb Islámico, reprocha “los gestos nazis del gobierno catalán’ después de las informaciones aparecidas en la prensa sobre que el Departamento de Interior controla las musulmanas con burka para intensificar la vigilancia del salafismo en Catalunya. El texto pone de manifiesto que “este paso que ha dado el gobierno autonómico catalán no quedará sin respuesta”.

En este sentido, se advierte que “endurecer el discurso culpabilizador contra los musulmanes no solucionará sus problemas sino que le llevará desgracias” y también se señala que “tenemos el deber moral de advertir a este pseudogovern que cualquier acción que se tome contra las mujeres musulmanas será contestada tanto fuera como dentro de Cataluña”.

En el documento relacionado con la organización yihadista hay amenazas al Ejecutivo catalán y se apunta que “no estarán a salvo ni sus delegaciones del Gobierno, ni las oficinas de Acció, amén de los ínfimos intereses económicos que le quedan por el mundo”.

El documento expone que “no nos ha sorprendido la nueva salida de tono del pseudogovern catalán” y añade que “el fracaso institucional y económico y las consecuencias sociales que se vislumbran cada vez con más claridad, no harán que nuestra gente en Cataluña sea el chivo expiatorio”.

“¿Democracia? ¿Y quieren intervenir en la forma de vestir de la mujer? ¿Qué será el próximo? ¿Creación de campos de concentración para las musulmanas que no usen la ropa que dicte el Gobierno?”, pregunta.

Anuncios

¿Exigir a una mujer que lleva burka que pruebe su identidad es “racista”?

Ha pasado en Australia. Una mujer de 46 años, Carnita Matthews, que usa burqa, iba en su coche, cuando un policía la paró para hacerle una prueba de alcoholemia aleatoria y ponerla una multa por una infracción de tráfico menor.

La mujer enseñó su permiso de conducir y el policía la instó a levantarse el burqa para probar que esa era su identidad. La mujer acusó después falsamente al policía de usar la fuerza para quitarle el burka.

En el vídeo presentado como prueba en el juicio la mujer llama racista al policía: “Me miraste y me viste que llevaba esto y no pudiste aguantarlo. Todos los policías son unos racistas“.

Pero hay más: su abogado ha afirmado que el cargo de que se la acusa debe ser sobreseído porque el burka que la tapa de pies a cabeza significa que no hay pruebas de que la policía pueda estar absolutamente segura de que Matthews es la mujer que puso la denuncia en la comisaría.

El magristrado ha descrito la reclamación como “deliberada y maliciosa” y le ha impuesto una fianza para que pueda seguir en libertad durante el tiempo que dure la apelación. La mujer fue condenada a 6 meses de cárcel por el incidente.

Otra razón más para pedir la prohibión del burqa.