Por no darle comida halal

Raymond Akhtar Ali, un preso australiano que cumple cadena perpetua por matar a su hija recién nacida en 1998 y cortarla en pedazos, ha obtenido una indemnización de 3000 dólares, porque en lugar de darle comida halal, le dieron durante 4 meses, comida vegetariana.

La autopsia reveló que la niña había sufrido varias fracturas ante mortem, como si la hubieran golpeado (crashed) contra una superficie dura.

😯

Pero después protesta porque le den verduras. Menuda nenaza (en el peor sentido de la expresión…).

PS: Atención a la foto del enlace. 😯

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s