Anders Breivik, ¿un terrorista cristiano?

Anders-Breivik-salida-juzgadosCuando ocurrieron los terribles atentados de Oslo, el primer impulso de prácticamente todo el mundo fue considerarlos ataques islamistas. Pero pronto se supo que no, que el causante de los mismos era Anders Breivik, un demente noruego que, al parecer hasta se había sometido a operaciones de cirugía de estética para parecer más ario.

Así que para los medios de comunicación y distintos comentaristas estaba claro: este era un ataque cristianista producido gracias a la blogosfera anti-jihad, lo que justificaba insistir en que “todas las religiones son intrínsecamente perversas” o en que “los cristianos son también una panda de extremistas, que en nada se diferencian de los islamistas“.

Sin embargo, pocos han intentado realmente examinar qué era lo que realmente pensaba Breivik sobre el Cristianismo. Massimo Introvigne sí:

Breivik explains that he was not taken to baptism by his quite agnostic and upscale parents, but at age 15 elected to be baptized and confirmed in the Norwegian Lutheran Church. He later became persuaded, however, that Protestant churches have sold out to a leftist and pro-immigration agenda, and that they should merge into the Catholic Church, which has at least maintained a modicum of European tradition. However, by continuing the dialogue with Islam, “Pope Benedict has abandoned Christianity and all Christian Europeans and is to be considered a cowardly, incompetent, corrupt and illegitimate Pope”. It will be, accordingly, necessary to get rid both of the Protestant and Catholic leaderships and to call a “Great Christian Congress” in order to establish a new European Church. This Church will be granted a religious monopoly in the new Europe but in turn, Breivik writes, “the Church and church leaders will not be allowed to influence non-cultural political matters in any way. This includes science, research and development and all non-cultural areas which will benefit Europe in the future. This will also include all areas relating to procreation/birth/fertility policies and related issues of scientific importance”. In short, Breivik’s is a cultural Christianity, an instrumentum regni for a new political elite which would confine the Church to purely spiritual and cultural matters.

Así que, ¿qué es lo que realmente es Breivik? Breivik es breivikiano, esto es, tiene un desmedido ego y se piensa que él solito, matando adolescentes en un campamento de verano, va a salvar a Europa del Islam/Islamismo. Como dice Introvigne, no sólo es que no le gusta la Iglesia Católica (“el papa Benedicto es un cobarde, incompetente, corrupto e ilegítimo“), si no que tampoco le gusta cualquiera de las Iglesias protestantes, a las que ve “vendidas a una agenda de izquierdas y pro-inmigración“.

Si a ello le añadimos que no ha ido a una Iglesia, al menos, en los últimos 10 años, que no tiene mucha idea acerca de las cuestiones teológicas y que no quiere “salvar las almas” de nadie ni cita las escrituras, entenderemos por qué el calificativo de “cristiano” es bastante incorrecto. Aunque diga que es de una asociación llamada “los caballeros templarios”, ni sus ideas, ni sus motivaciones ni siquiera sus intenciones tienen nada que ver con la religión cristiana en ninguna de sus denominaciones.

Lo que propone Breivik es algo muy “moderno”: que todas las iglesias se unan en una sola Iglesia europea (las diferencias teológicas le importan un bledo y el que haya cristianos fuera de Europa, lo mismo), que será la única iglesia reconocida pero que no podrá “influir en ninguna cuestión que no sea cultural dentro de la política”, incluyendo las “políticas sobre procreación, nacimiento o fertilidad y cuestiones relacionadas de importancia científica”. Añade que los “agnósticos cristianos y los ateos cristianos” también pueden considerarse dentro de esta “Iglesia”, apoyando un concepto de Iglesia no teológico o religioso, si no cultural, como si la Iglesia fuera como los “amigos del Museo del Prado” o “los amigos de las Cuevas de Altamira”, organizaciones que son muy interesantes y necesarias, pero no tienen nada que ver con la religión o la espiritualidad. De modo que Breivik resulta ser más un “progresista”, en el sentido de que esta posición la podría sostener cualquier persona de la vertiente más izquierdista de nuestra sociedad.

¿Significa esto que Breivik es de izquierdas? Como he dicho antes, no creo que Breivik tenga una ideología más allá de su obsesión de “salvar” a Europa del Islam (o eso parece en principio) y de tener algún problema psicológico (estar todo el día colgado del ordenador, cuando se tiene un trabajo en el que se gana más de la media noruega, no creo que diga mucho de él, amen de la frialdad con que trató a sus víctimas) y un concepto muy alto de sí mismo, casi narcisista y mesiánico.

Apoya además que se quiten las “ayudas a países en vías de desarrollo de forma que se disminuya su población en 4,5 billones” y después de admirar al Tea Party, quiere una “mayor regulación del capitalismo”. También tiene sus propias “ideas” sobre las mujeres:

 He doesn’t call for Western women to be put behind the veil. But he estimates that 50 percent have slept with more than 20 men and are thus “sluts,” thinks society should “discourage” all women from having full-time careers, and blames “current destructive matriarchal policies” for most of what he sees as wrong with Europe.

Además de criminal, machista. Esto es un calificativo que no he oído, pero que por supuesto cabe darle después de leer esas obsoletas avanzadas  ideas sobre las mujeres.

Para terminar, digo que parece que es “anti-jihad” en principio, porque se ha declarado un rendido admirador de blogueros como Fjordman (a quien no tengo mucho respeto desde que se alió con los Gates of Vienna). Sin embargo, y reconociendo que se ha metido mucha gente en el movimiento que nada tiene que ver con hacer una defensa real de los valores occidentales y de los derechos civiles de las minorías no musulmanas en los países árabes, el hecho es que la crítica al Islam es absolutamente legítima como sistema de valores que, en puridad, es ajeno a la tradición universalista europea, en la que se considera al ser humano como igual cualquiera que sea su origen. Por ello, creo que el movimiento queda muy debilitado después de su “acción“, así que más que anti-jihad, se le podría calificar como todo lo contrario. Como dice Bruce Bawer:

Norwegian television journalists who in the first hours of the crisis were palpably uncomfortable about the prospect of having to talk about Islamic terrorism are now eagerly discussing the dangers of “Islamophobia” and “conservative ideology” and are drawing connections between the madness and fanaticism of Breivik and the platform of the Progress Party. Yesterday’s events, then, represent a double tragedy for Norway. Not only has it lost almost one hundred people, including dozens of young people, in a senseless rampage of violence. But I fear that legitimate criticism of Islam, which remains a very real threat to freedom in Norway and the West, has been profoundly discredited, in the eyes of many Norwegians, by association with this murderous lunatic.

Una parecida idea sostiene Luis Margol en su blog. Acierta en cuanto a señalar por qué la crítica al sistema de valores islámico (excluyendo ciertas sectas como los Ahmadiyya) es legítima:

Resulta que los atentados de Noruega tienen muchos culpables. Y entre ellos estamos los tildados de islamófobos, es decir, los que nos oponemos al multiculturalismo (nuestras sociedades lo son, pero el Estado no debe fomentarlo), llamamos la atención sobre el autoritarismo y la amenaza a la libertad y la democracia que supone el denominado Islam político, exigimos que la Justicia y las fuerzas de seguridad se ocupen de los crímenes que se producen por motivos religiosos y culturales en el seno de las comunidades musulmanas (mutilaciones genitales, secuestros de mujeres, asesinatos de honor, venta de mujeres en el extranjero), alertamos sobre el odio y la incitación a la violencia de los mensajes que se lanzan desde algunas mezquitas europeas y creemos que la culpa de todo esto reside en gran parte en algunos aspectos del Estado de bienestar, no sé si bien intencionados, pero que de hecho constituyen una nueva forma de racismo que fomenta la creación de una infraclase formada por inmigrantes e hijos de inmigrantes, mayoritariamente musulmanes.

Sin embargo, los medios, los mismos que piden que “no se generalice” porque “no todos los musulmanes son islamistas”, a pesar del apoyo que tienen dentro del mundo musulmán, con celebraciones cada vez que hay un atentado, siguen haciéndolo con Breivik, a pesar de que prácticamente nadie ha apoyado su “acción” y de que nada tiene que ver con el mensaje evangélico de “amar a nuestros enemigos” o de “bienaventurados los pacíficos”. La penúltima vez: Helena Resano en La Sexta que lo calificaba de “extremista católico”, poco menos que un fan de Benedicto XVI que acudiría a la Jornada Mundial de la Juventud (que por cierto patrocina la Sexta también). Estaría bien que por una vez, aunque fuera sólo por una vez, dejaran de lado sus filias y fobias personales y se dedicaran a informar. Ya sé que es difícil, sobre todo cuando no se quiere saber la verdad, si no simplemente hundir al adversario político, aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid.

Foto: El País.

Relacionados:

  1. ¿El asesino de Oslo? De cristiano,nada (abrazadosalaverdad.wordpress.com).
  2. Sobre el periodismo y el asesino de Oslo y Utoya (scriptor.org)
Anuncios

4 pensamientos en “Anders Breivik, ¿un terrorista cristiano?

    • Gracias, Elentir. Es una cuestión preocupante la de la manipulación que se está haciendo con este hombre. Por de pronto, la demonización es brutal en cualquier país. Ya veremos cómo evoluciona el asunto, aunque hay muchas cosas que todavía no están muy claras.

  1. Pingback: (Corta) reflexión (ACT) « Sana Crítica

  2. Pingback: Sana Crítica tiene correo | Sana Crítica

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s