Democracia norteafricana

Últimamente he oído (y leído) mucho eso de que los ciudadanos de los países del Norte de África están intentando instaurar la democracia, (“gobierno del pueblo”, para lo que es preciso que el pueblo sea libre para elegir) sin un ápice de crítica. No pongo en duda que hay bastantes ciudadanos de esos países que sí, que quieren que se acaben los tiranos dictadores que viven como emperadores mientras los ciudadanos padecen unas estructuras anquilosadas y corruptas que nada tienen que ver con la justicia ni con la libertad.

Ahora bien, el que de esos conflictos (porque es lo que son), vayan a salir democracias es algo que dudo mucho. Se vio en Túnez, donde ya desde el primer momento lo primero que hizo la revolución fue atraer al islamista Ghanoucchi, que llevaba 22 años de exilio en Londres. La gente le recibió al grito de  “Allah Ahbar”, o, lo que es lo mismo, Alá es grande, grito tradicional de conquista musulmán en la guerra. No parece muy secular ni desde luego democrático. Eso no quiere decir que vaya a ganar, pero el que la primera consecuencia de una revolución supuestamente democrática, en un país de los más occidentalizados del Norte de África, es que llegue un líder islamista (muy islamista por cierto), no es una buena señal.

Después pasamos a Egipto donde al final cayó Mubarak, pero lo que les espera a los egipcios es una “constitución” en la que no se modifica el carácter de la Sharia como base legislativa, algo que no casa muy bien con un carácter más secular del Estado. Pero algo de lo que son firmes partidarios los Hermanos Musulmanes, que como buenos hermanos ideológicos de Hamas (que ha condonado el terrible asesinato de la familia de colonos en Itamar), hace poco tiempo su líder habló de terminar con el tratado entre Israel y Egipto (¿por qué acabar un tratado de paz con la única democracia de la zona y no con los ayatolás del Irán o los sátrapas de Arabia?). Y los únicos que están realmente organizados. El sí en la votación constitucional puede considerarse como el primer paso de esta organización para lograr el poder en Egipto, según The Telegraph.

En Libia ya sabemos lo que está pasando. Gadaffi primero dijo que la revolución era producto de Al-Qaeda y ahora dice que es una “guerra santa contra los cruzados” (cuando se entere el laico Zapatero que le han llamado cruzado, le da un jamacuco de los gordos). Lo último es que ha dicho que “no van a dejar que los europeos se lleven nuestro petróleo” (No más sangre por petróleo, ¿no era así?).

Pero lo peor es la demagogia que todo lo corroe: Gadaffi, aunque sea una locaza que ha financiado y ha dejado que se entrenen terroristas en su suelo (IRA, ETA, etc), no ha sido ni la mitad de miserable que fue Saddam. Ahora bien, el ínclito Pepiño, el hombre del “esfuerzo sobrehumano por España“, ha dicho que la diferencia es que “aquí no hay foto como la de las Azores“, como si el peloteo hacia Obama desde la Moncloa no fuera suficiente para llenar todas las salas de una exposición fotográfica.

Mientras la represión continúa en Siria, Yemen, Bahrein, Marruecos, etc.

Por cierto, Obama no ha consultado al Congreso americano para entrar en guerra, le ha bastado con que lo permita la ONU. ¿Le votó para presidente la ONU o el pueblo americano?

Zapatero la ha obtenido hoy, aunque los militares estaban desplegados desde hace varios días, porque ha utilizado un artículo que permite obtener la autorización después en casos de urgencia. Si delante de Ban Ki-Moon dijo que Gadaffi debía abandonar el poder, ahora dice que la intervención en Libia no es para derrocar a Gadaffi, que es sólo para proteger a la población. Ya, ¿y de quién hay que protegerla? Si Gadaffi sigue en el poder, ¿cómo se va a proteger a la población de sus acciones?

PS: Por cierto, deberían darle el premio al más cursi al que ha puesto el nombre a la operación militar en Libia. “Odisea al Amanecer”… 😯

Anuncios

7 pensamientos en “Democracia norteafricana

  1. Lo que Ud. señala ya no es una posibilidad, sino realidad, es cosa de ver esta noticia:

    Egipto busca finalizar suministrar gas a Israel

    Y más aún con Yemen, donde si bien se sublevaron generales, dejaron bien claro a que clan pertenecían, como en Libia, más que revoluciones democráticas, esto es solo un montón de luchas tribales, mezcladas con integrismo islámico, pero parece que a ningún político occidental le importa mucho el futuro, lo importante es la encuesta del mes que viene. Y sobre los otros estados de la región, parece que sus lideres entendieron “el mensaje”, dispara primero, antes que se te escape la cosa de las manos, como en Siria, Bahrein y por supuesto la principal financista del terrorismo internacional que es Arabia Saudita.

    • Hola Heitai, bienvenid@:

      Pues, ya ves, no había visto esa noticia, pero es lo más probable. Para que exista democracia, no basta que a la gente no le guste el líder que en ese momento está en el poder. Es necesario, además, que ese pueblo quiera efectivamente controlar al poder, que las elecciones y los partidos políticos valgan para algo y que todos los ciudadanos (no sólo los que piensen como ellos) tengan garantizada su libertad. Ninguna de estas cosas ocurre en los países en los que hay revueltas hoy.

      Yo creo que los políticos occidentales no tienen ni idea de lo que verdaderamente ocurre (no interesa y además no sería popular) a lo que se añade que no saben qué hacer: están fuertemente endeudados y en medio de un problema energético muy grave. Necesitan a los países musulmanes, pase lo que pase en ellos. Y no hay más que hablar.

      Ya veremos qué ocurre, pero no puedo ser muy optimista…

  2. Pingback: Democracia norteafricana (II) « Sana Crítica

  3. Con el paso de los días, parece ya claro que por lo menos en Libia, la presencia de AlQaeda esta confirmada, me pregunto… si nos ponemos a hilar fino, que tanto tendrán de error algunos ataques que los europeos y USA han lanzado sobre los rebeldes. Con lo enredado y estúpido del asunto, no me extrañaría que estos ataques “errados”, se intensifiquen.

  4. Pingback: ¿Democracia en Egipto? « Sana Crítica

  5. Pingback: Los salafistas atacan a chiíes en Egipto y asesinan a cuatro | Sana Crítica

  6. Pingback: Libia después de la intervención militar: un país sin ley | Sana Crítica

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s