Las mujeres somalíes, violadas con total impunidad

Las tres mujeres somalíes están sentadas apiñados en un rincón de una habitación vacía y polvorienta en un campamento para personas desplazadas en el norte de Somalia, sus caras con expresiones de dolor y resignación.

Todas ellas fueron víctimas de violación. Dos de ellas habían sido violadas en grupo, por hasta seis hombres.

Roberta Russo del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados trabaja con jóvenes somalíes que son víctimas de violación. Los autores son, con demasiada frecuencia, hombres  jóvenes de los pueblos que rodean el campamento.

La única forma que tienen algunas de estas mujeres jóvenes para ganarse unos centavos al día es la recolección de basura. “A menudo tienen que ir muy lejos a lugares aislados donde los hombres pueden atacarlas“,dice. Hay además grandes dificultades para iniciar diligencias contra los autores. “No hay suficientes policías y, francamente la policía a veces es cómplice de los ataques o los llevan a cabo ellos mismos“.

Mientras, la ONU preocupada con la Islamofobia….

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s