El boicot al Nobel de la Paz

Seis países han declinado la invitación a la ceremonia de entrega del premio Nobel de la Paz el próximo 10 de diciembre al disidente chino encarcelado Liu Xiaobo, según ha informado el secretario del Comité Nobel Noruego, Geir Lundestad, precisando que otros 16 países no han respondido a tiempo.

Según Lundestad, los seis países que han declinado la invitación son Rusia, Kazajistán, Cuba, Marruecos, Irak y la propia China. El Comité Nobel envió invitaciones a 58 países con embajadas en Noruega. En total, 36 han aceptado asistir, mientras que 16 no han respondido antes de esta mañana, como se solicitada, si bien todavía pueden responder y acudir, explicó el responsable.

Es interesante la lista de “boicoteadores”. Sobre todo por quién es el galardonado: Liu Xiaobo.

El Premio Nobel de la Paz otorgado al escritor y activista libertario Liu Xiaobo, que cumple una condena de cárcel en China por “incitar a la subversión del poder del Estado“, está ayudando a reenfocar el significado del auge chino. El foco de luz que el drama de Xiaobo está arrojando sobre la contradicción entre una economía del siglo 21 y un ambiente político cuasi medieval era necesario.

Su delito fue simplemente pedir la democracia y el fin del partido único en China, especialmente con su participación en la redacción de la Declaración por la que varios intelectuales pedían libertad de expresión, derechos humanos y elecciones libres..

Pero China no se ha limitado a “boicotear” el evento: de paso, ha actuado cual mafioso de las Tríadas, amenazando a los diplomáticos que iban a asistir. Hasta tal punto han llegado las amenazas, que el Comité del Nobel está pensando en suspender la entrega del premio.

No ha habido nunca una campaña anti-Nobel tan furibunda“, dice Geir Lundestad, Secretario del Comité Noruego del Nobel. “No sé de ningún caso en que un país haya tratado tan activa y tan directamente de obligar a los embajadores a no asistir a la ceremonia“.

China ha mostrado lo que realmente es: una dictadura nacionalista hasta las trancas, heredera de un imperio que duró más de 2000 años y absolutamente convencida de su poder de injerencia en los asuntos internos de otro país. Porque por mucho que el Nobel sea un premio con fama internacional, no deja de ser un premio sueco, concedido por una fundación (la Fundación Nobel) que no pertenece al Estado, aunque la ceremonia esté presidida por el Rey, en este caso, Gustavo XVI.

Si alguien pensaba que China “había cambiado“, “se estaba abriendo“, etc. no conoce ni su realidad ni su idiosincrasia. No sólo se permite tener al opositor Xiaobo en prisión y a su mujer en arresto domiciliario, si no que además pretende ordenar a los demás países lo que tienen que hacer. Pero, ¿alguien ha hablado del “imperialismo” chino?

Anuncios

Un pensamiento en “El boicot al Nobel de la Paz

  1. Pingback: El boicot al Nobel de Liu Xiaobo crece por las presiones chinas | Sana Crítica

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s